Cómo escribir tus votos para la boda

Si ya nos habíamos referido con anterioridad a la importancia de los detalles de boda en todo enlace que se precie, en este caso nos centramos en un aspecto no menos importante dentro de la planificación de un evento de esta naturaleza; la redacción de los votos de boda. En un mundo, cada vez más profesionalizado, resulta extraño que aún no se recurra a redactores o copy writer que extraigan las emociones que realmente sienten los novios y que logren emocionar al “partenaire”. Te damos algunas claves acerca del presupuesto necesario para la elaboración de los votos de boda así como unos tips para que elabores tus propios votos de boda. ¡Enjoy!

Tarifas y condiciones de un redactor profesional para tus votos de boda

Si hay algo que ha conseguido internet ha sido lograr que exista comunicación entre profesionales y clientes. En el caso de la redacción no hay excepciones. Ahora es más sencillo que en un pasado pero, ¿Qué tienes que tener un redactor de votos de boda?

En primer lugar, debe ser creativo. Sin creatividad y emotividad, los votos son poco más que una enumeración de las aptitudes y virtudes de la pareja. Es por ello que puede ser de gran interés para ti que te impliques en el proceso de una manera intensa y extensa. Esto consiste en detallar aquellos aspectos que quieres destacar acerca de tu pareja para que el redactor sepa aquello que quieres narrar.

Tips para crear tus propios textos de boda

  • Enumera en un papel todas las cualidades de la persona: Antes de empezar tu carta te encantará poder contar con una “chuleta”. Piensa en esa persona, en lo que te inspira y en cómo te hace sentir.
  • Incluye alguna anécdota tierna de tu infancia y su relación con esa persona: Es un recurso muy empleado. Si haces uso de algún momento tierno de tu infancia y lo relaciones, de alguna manera, con esa persona (ej: desde ese momento, supe que la persona con la que quería pasar el resto de mi vida iba a …).
  • Un poco de humor: Sin llegar a ser “graciosillo”, incluye algo de humor a tu discurso. De esta manera, contarás con un alivio cómico importante.
  • Un final emotivo: Y, por supuesto, ningún buen discurso, sea de boda o de cualquier tipo, debe estar exento de un “in crescendo” que culmine con un maravilloso y emotivo final con el que a tu abuelo se le salten las lágrimas. ¿No es ese el objetivo?
  • ¡No te extiendas demasiado! Con un par de minutos es suficiente. No olvides que tienes que exponerlo ante una gran cantidad de personas que no estarán demasiado disponibles para discursos largos así que sé breve.
  • Echa mano de ese familiar que escribe tan bien: Es un recurso más socorrido de lo que piensas y puede sacarte de un buen lío. Si quieres que tus votos de boda sean más emotivos, puedes optar por ese familiar o amigo con dotes para la escritura. De seguro que está encantado de que logréis los mejores resultados para vuestra boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *